En los últimos años, la Fundación Ecuasol ha visto a sus primeros “niños” graduarse de la escuela secundaria, dejar la Fundación y emprender el vuelo. Sin embargo, la mayoría de ellos, como muchos jóvenes de todo el mundo, no están preparados para la “vida adulta” y tienen poca o ninguna idea de su “plan de vida”.

LA SITUACIÓN EN ECUADOR 

En Ecuador, y a raíz de la pandemia, encontrar un trabajo como joven está resultando difícil. De hecho, el 20% de los jóvenes está en paro y el 72% de los que tienen un empleo se encuentran en una situación de “empleo inadecuado”, es decir, subempleo o baja remuneración. Además, el sistema escolar no ayuda mucho a encontrar el camino. Las citas con un orientador no son muy numerosas ni tienen mucho éxito. Los propios adolescentes lo dicen: tienen poca o ninguna información sobre la educación superior, no saben cómo redactar un CV o una carta de presentación y, sobre todo, no aprenden a valorar sus habilidades y conocimientos. 

NUESTRAS ACCIONES CONCRETAS DE ORIENTACIÓN PROFESIONAL

Para evitar que se aburran o se pierdan en los sinuosos caminos de la vida, la Fundación Ecuasol ha decidido trabajar intensamente en el acompañamiento y la formación de los jóvenes hasta su integración profesional. Este proyecto se inició en 2020 y se dirige principalmente a los jóvenes de la Fundación con edades comprendidas entre los 14 y los 19 años (el equivalente a los cursos 3º a 12º), así como a los estudiantes de post-bachillerato, es decir, a los que han terminado la escuela secundaria. 

Se basa en cuatro pilares:

  • Descubrir el mundo profesional y las nuevas profesiones;
  • Desarrollar sus habilidades psicosociales;
  • Benefíciese del apoyo personal; 
  • Desarrollar su plan de vida. 

En torno a estos pilares se desarrollan varias actividades. Los jóvenes pudieron participar en visitas a empresas, conocer a profesionales, realizar una actividad artística para desarrollar su plan de vida y desarrollar habilidades como la comunicación y la resolución de problemas, por ejemplo, durante los talleres. 

ACTIVIDAD PRINCIPAL: VISITAS A EMPRESAS

Desde principios de 2021, realizamos una visita a la empresa por mes.  El objetivo es sacar a los jóvenes de su entorno, ayudarles a descubrir nuevas profesiones, sectores de actividad y empresas. Las visitas a las empresas son una forma de abrir sus mentes y desacralizar ciertas profesiones. De este modo, los jóvenes pueden tener una idea más precisa de un trabajo, sin idealizarlo. También pueden concienciarse de sus intereses, preferencias y atracciones por determinadas profesiones. 

Los jóvenes pudieron descubrir cómo funciona un restaurante, un pabellón deportivo o un hotel. La activación de la red y la búsqueda de nuevos socios desempeña un papel crucial en la estrategia de orientación profesional, ya que permite diversificar las actividades organizadas para los jóvenes.

Esperamos que su experiencia en Ecuasol les sirva también como experiencia profesional, que puedan utilizar el aprendizaje que han recibido en la Fundación en su CV o en su vida futura. Para eso, una o dos veces al mes, los adolescentes se ofrecen como voluntarios para organizar una actividad para los niños más pequeños, ayudar con los deberes o preparar las comidas, implicándose así en la vida de la Fundación. 

El objetivo a largo plazo de la estrategia de orientación profesional es capacitar a los jóvenes, implicarlos más en la Fundación y hacerlos responsables de sus decisiones vitales.